martes, 29 de mayo de 2012

Recortes sexuales

La denominada "crisis económica" ha dejado vía libre para que nuestros políticos nos expolien de todo lo que es nuestro, ya no hablo de derechos, sino de nuestras decisiones, de cómo queremos vivir nuestra vida, y aunque pueda parecer que la modificación de la asignatura "Educación para la ciudadanía" es un mal menor, no es otra cosa que la implementación de un tipo de pensamiento determinado en nuestras futuras generaciones. Nadie dudará de la potencialidad que tiene el inculcar a un niño en determinados valores, una prueba de ello es hablar con personas de avanzada edad que vivieron durante el régimen franquista para darnos cuenta de cómo conciben ellos la sexualidad, qué piensan de las distintas opciones sexuales, del aborto o de los diferentes tipos de familias.

Cuando yo era pequeña no tuve esta asignatura, así que mi forma de pensar dependía mucho de lo que me inculcase mi entorno. Lo que sí recuerdo es que a los 11 años, después de estudiar las funciones de los órganos reproductivos, tuvimos una charla en el colegio sobre qué era el sexo seguro, sobre la higiene íntima (en este punto me acuerdo que algunas niñas preguntaban que si usar tampones era pecado) y sobre los métodos posibles para elegir ser madre o no. Algunos pensarán que es lo normal, otros que es temprano, pero lo que muchos no se dan cuenta es que esa pequeña charla sexual que recibí con 11 años me hizo entender que no era un simple órgano reproductor, que no por mi condición de mujer tenía que tener hijos y con los años entendí que podía elegir disfrutar mi sexualidad independientemente de la función de mis órganos.

Así que si ahora nuestro señor Ministro de "Educación" modifica los valores que va a hacer que memoricen millones de niños, ¿cómo le voy a explicar yo a mis futuros hijos que una mujer no es más mujer por tener hijos? ¿Cómo les voy a hacer entender que una familia de padres gays o lesbianas es igual de buena que una de padres heteros? ¿cómo les voy a decir que ellos ya no podrán elegir ser padres en el futuro porque no se podrá abortar, o que pueden disfrutar del sexo sin estar casados, o que pueden tener relaciones con preservativo, etc, etc, etc? Lo que yo quiero que alguien me explique, es cómo le vamos a decir a los millones de niños de hoy y a los del mañana que lo que les explican o les omiten en la escuela no es cómo debe ser. Que no les están educando para una mejor convivencia, sino para fomentar el odio y alimentar los viejos prejuicios que atrasan a las sociedades. También me pregunto si lo próximo que va a prohibir Wert es que los profesores expliquen que la Tierra gira alrededor del Sol  o que el hombre viene del mono.

Hoy, vemos cómo las mujeres pierden sus derechos a la hora de elegir ser madre, ya sea porque no pueden abortar, ya sea porque te pueden echar del trabajo por estar embarazada; el matrimonio gay está en el punto de mira... y perder todo esto es muy triste, pero es más triste que los adultos del mañana no echarán en falta estos derechos gracias a la educación que recibieron.


No hay comentarios:

Publicar un comentario