martes, 3 de abril de 2012

¿Por qué NO sin Sexo?

El titulo lo dice todo, la mayoría de las mujeres del siglo XXI no renuncian al sexo en su vida cotidiana y, sin embargo, existen un número variable de tabús y prejuicios en torno a él con los que nos tenemos que enfrentar diariamente. Y es que, a pesar de que el sexo está cada vez más presente en nuestra vida pública, existen todavía miedos relativos a la manifestación pública de que la mujer practica sexo.

No hablo de una práctica del sexo frívola, peligrosa o no deseable, hablamos del sexo por el sexo, del sexo del que gozan igualmente los hombres en compañía de una mujer y que, sin embargo, las mujeres se ven obligadas en determinadas ocasiones a mantenerlo en un secretismo no siempre querido.

Aún así, a pesar de las dificultades con las que se puede encontrar una mujer a la hora de manifestar sus necesidades, sus anhelos, sus fantasías o sus experiencias... las mujeres hablamos de sexo  entre nosotras y no necesariamente habiendo demasiada confianza , rompiendo así la primera barrera que nos impide proclamar a los cuatro vientos que somos activas sexualmente: esa primera barrera es el silencio entre nosotras.

A pesar de que los tiempos hayan cambiado hacia modelos de convivencia de más igualdad entre hombres y mujeres, digo más igualdad y no igualdad real o total entre ambos sexos, solo hace falta mantener una conversación con una mujer para darte cuenta de cuantos miedos y cuantos tabús existen aún entre las mujeres, cuanto desconocimiento, cuantas preguntas sin responder...

Es por eso que desde NO sin Sexo compartiré experiencias personales, y de las mujeres que conforman mi vida, para contribuir a la visibilidad de la mujer ante el sexo, como necesidad y como derecho de las mujeres a disfrutar de una igualdad real en todos los ámbitos de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario